Las 4 cosas de Madrid que no debes dejar de probar

Madrid es una ciudad que tiene tanto que ofrecer que a menudo una escapada no da para mucho. Pero si vas sobre seguro y te llevas esta lista de 4 cosas que sí o sí debes hacer en tu visita a Madrid (sobre todo si nunca las has hecho), seguro que vuelves a casa feliz y con ganas de repetir cuanto antes. Las propuestas son para todos los gustos, así que, viajes con quien viajes, te conquistarán.

El vermú de La Latina

Salir de vermú por casi cualquier ciudad española es divertido y genial, con amigos, con pareja o incluso con los críos. Pero si hay una ciudad donde el vermú es un ritual ésa es Madrid. La zona de La Latina y ahora también en muchos locales y tabernas de Lavapiés, esta costumbre de comer algo antes de la comida del sábado es un clásico muy moderno. Todo el mundo está allí, todo el mundo ríe en la calle y todo el mundo se divierte.

Las tapas son excelentes y las mejores, como siempre, son las de siempre: la ensaladilla rusa, los calamares andaluza, el queso curado, el jamón al corte, las indispensables croquetas, el lomo… Y las bravas. Pero hoy en día la variedad es infinita habiendo lugar para pinchos vegetarianos e incluso mini tapas para los niños.

El triángulo del arte

Seas un aficionado al arte o no tengas ni la más remota idea, el llamado triángulo del arte de Madrid merece la pena. El Prado es uno de los museos más importantes del mundo, con una de las mayores colecciones de obras de arte más fascinantes de todos los tiempos. Basta con ver algunas de las salas (todo del tirón es imposible) o bien apostar por alguna de sus exposiciones temporales que son de altísima calidad.

Para los más modernos, el Reina Sofía o el CaixaForum. Las exposiciones temporales son las reinas de la agenda en estos dos centros. Artistas innovadores de todo el mundo han pasado y siguen pasando por sus salas. Y también acogen eventos y talleres interesantes para mayores y para niños.

Picnic en El Retiro

Dedícale tiempo a este increíble pulmón verde de Madrid. Su lago, sus barquitas, sus paseos, sus zonas de relax, su imponente palacio de cristal (a veces acoge exposiciones de arte, fotografía y escultura muy interesantes) y sobre todo el ambiente: no hay mejor ambiente en todo Madrid, sobre todo si vas con los niños.

Llévate un picnic, tu libro de viaje, tus cascos de música, lo que quieras para relajarte y regálate 2 horas sin hacer nada. Sentado en el césped, bajo la frescura de la sombra de los árboles y con el lago de fondo. Parece imposible poder alcanzar tal paz en medio de una urbe como Madrid.

Una obra de teatro

O un monólogo de humor o una ópera o un musical o un concierto en directo. Si vas a Madrid tienes que aprovechar una de las ventajas de la gran capital: la agenda de eventos es inmejorable, tanto en estrenos de cine como en danza y otras disciplinas escénicas que son menos frecuentes. En Madrid puedes encontrar propuestas para todos los gustos y para todas las edades.

Lo único que debes tener en cuenta es que lo mejor es que planifiques y reserves con antelación porque las entradas sueordreferencelen volar y las que no vuelan suelen subir mucho el presupuesto. Aún así, hay planes que merecen mucho la pena y que son gratis, como las actuaciones de cantautores en pequeños bares o los conciertos de grupos menos conocidos pero que pueden dar la sorpresa.

En cuestión de alojamiento, si quieres disfrutar de Madrid en 4 días lo mejor es que apuestes por un hotel céntrico, bien equipado y desde el que puedas ir caminando por todo el Madrid histórico, como por ejemplo el Petit Palace Puerta del Sol (justo al lado de la emblemática zona de las campanadas de fin de año) y el Petit Palace Alfonso XII (frente al Retiro).

Comments are closed.